Líderes de Esperanza para el Futuro piden cambios específicos de políticas y rendición de cuentas

[English]

Estudiantes universitarios menonitas fueron contribuyentes claves en los grupos de trabajo en el encuentro de HFF realizado en enero del 2016 en Hampton, Virginia. (Alrededor de la mesa, de adelante a la izquierda hacia la derecha) Gabby Castanon, de Goshen College (Indiana); Isaiah Crosby y Abe Mateo, de Hesston College (Kansas); Marvin Lorenzana, de la Red Menonita de Misión; Nashon Lora, de Goshen College; y Michelle Armster, del Comité Central Menonita de Central States. El trabajo fotográfico del grupo de trabajo lo realiza Gilberto Pérez, Jr., de Goshen College (de pie). (Foto por Carol Roth.)
Estudiantes universitarios menonitas fueron contribuyentes claves en los grupos de trabajo en el encuentro de HFF realizado en enero del 2016 en Hampton, Virginia. (Alrededor de la mesa, de adelante a la izquierda hacia la derecha) Gabby Castanon, de Goshen College (Indiana); Isaiah Crosby y Abe Mateo, de Hesston College (Kansas); Marvin Lorenzana, de la Red Menonita de Misión; Nashon Lora, de Goshen College; y Michelle Armster, del Comité Central Menonita de Central States. El trabajo fotográfico del grupo de trabajo lo realiza Gilberto Pérez, Jr., de Goshen College (de pie). (Foto por Carol Roth.)

ELKHART, Indiana (Iglesia Menonita de EE. UU. /Red Menonita de Misión/Agencia Menonita de Educación) — A modo de seguimiento de la quinta reunión anual de Esperanza para el Futuro (HFF, por sus siglas en inglés), el comité de organización del encuentro envió soluciones sobre las políticas y recomendaciones para los líderes de las instituciones de la Iglesia Menonita de EE. UU., con el fin de reclutar, retener, capacitar y educar a miembros de la junta y del personal para deshacer el racismo y fomentar la transformación intercultural.

El 25 de abril se envió el “Llamado a la acción para la competencia intercultural” a presidentes de juntas y dirigentes de las agencias e instituciones educativas de toda la iglesia, como también a las casi 60 personas que asistieron a la reunión de HFF entre el 21 y 24 de enero en Hampton, Virginia. Los participantes del encuentro se dedicaron a generar estrategias y buscar prácticas óptimas para efectuar el cambio positivo.

“Este trabajo es necesario debido a la muy larga historia del racismo/marginación de las personas de color, que requiere de un trabajo continuo para convertirnos en una iglesia antirracista”, señalaron los miembros del comité organizativo en una carta que acompaña el llamado a la acción. “También queremos seguir preparándonos para la futura generación de líderes de color en una iglesia que los acepte plenamente”.

En los eventos de HFF, las personas de color que se desempeñan como líderes en iglesias, instituciones y agencias menonitas pueden crear redes y compartir estrategias entre sí y con líderes blancos. En enero, el encuentro se enfocó en los recursos humanos para incrementar la diversidad racial/étnica entre los líderes de la Iglesia Menonita, señalando que las personas de color han experimentado barreras en instituciones eclesiales a lo largo de los años.

El plan de acción y rendición de cuentas del documento hace un llamamiento a:

  • Que las juntas, agencias e instituciones utilicen una herramienta como el Inventario de desarrollo intercultural (IDI) para contar con un punto de referencia y un modo de marcar el avance en la competencia intercultural de todos los miembros.
  • Que las organizaciones ofrezcan capacitación en competencia de antirracismo/intercultural para nuevos miembros de junta y empleados nuevos y actuales y capacitación adicional para sus empleados 18 a 24 meses después.
  • Que las organizaciones designen mentores para nuevos líderes/miembros de junta de color.
  • Que las organizaciones provean capacitación sobre el prejuicio implícito a comités de contratación antes de que se inicien los procesos de búsqueda.
  • Que las organizaciones expandan su representatividad de personas de color en posiciones de alto impacto para reflejar la composición de su membresía.

Los miembros del comité organizativo reconocieron que las instituciones de la iglesia han estado trabajando para convertirse en lugares de trabajo interculturales y competentes en antirracismo durante diferentes lapsos de tiempo y afirmaron aquello que ya se ha logrado.

“También reconocemos que nuestra efectividad se vio limitada por no contar con un plan que abarque todo el sistema”, señalaron, agregando que el hecho de dar los pasos para implementar las recomendaciones demostrará el compromiso de cada organización con la transformación.

A su vez, los miembros del comité alentaron a los líderes institucionales a examinar qué políticas ya tienen en funcionamiento y si existe concordancia entre sus políticas y sus prácticas, a identificar qué elementos aún necesitan ser implementados y qué sería necesario para esto y a seleccionar una herramienta de evaluación para monitorear el avance.

Antes del encuentro de HFF en 2017, los líderes recibirán un cuestionario para saber qué prácticas han implementado, así como cuáles les está resultando difícil implementar y por qué.

“Miraremos las respuestas, no para ‘juzgar’ a las instituciones sino para ayudarnos a descifrar cómo podemos continuar el trabajo hacia el cambio sistémico en toda la iglesia”, dice Iris de León-Hartshorn, directora de trabajo transformador por la paz para la Iglesia Menonita de EE. UU. y miembro del comité de organización.

Los miembros del comité también elaborarán preguntas para guiar a los líderes institucionales en la presentación de su informe para el encuentro de HFF en el 2017. A su vez, planean trabajar con ellos en sus modelos de rendición de cuentas/evaluación.

“Cambiar nuestras culturas institucionales y llegar a ser una iglesia antirracista es difícil”, observaron. “Nuestra certeza de que es posible es nuestra creencia en un Dios que puede hacer todas las cosas y nos proveyó una visión de la iglesia en Apocalipsis 7:9”.

“Estoy agradecida por el compromiso y la pasión que muchas personas de la iglesia han demostrado por este trabajo y por que podemos caminar juntos en tiempos de celebración y dificultad”, agregó de León- Hartshorn.

Los encuentros de HFF son patrocinados por la Iglesia Menonita de EE. UU., la Agencia Menonita de Educación, la Red Menonita de Misión, Everence, y el Comité Central Menonita. El comité organizativo incluye a Michelle Armster, directora ejecutiva del Comité Central Menonita (CCM) de Central States; de León-Hartshorn; Stanley Green, director ejecutivo de la Red Menonita de Misión; Gilberto Pérez, Jr., director de desarrollo intercultural y asociaciones educativas en Goshen College (Indiana); Carlos Romero, director ejecutivo de la Agencia Menonita de Educación; Noel Santiago, ministro de Liderazgo (LEAD) para la Conferencia Menonita de Franconia; y Regina Shands Stoltzfus, profesora auxiliar de estudios de paz, justicia y conflicto en Goshen College.

Vea la carta y el llamado a la acción en Internet.

###

—Personal de la Iglesia Menonita de EE. UU.

Traducción: Cristina Horst de Robert, Zulma Prieto

Vea también el artículo sobre el evento: El encuentro de la ‘Esperanza’ ofrece un plan específico para el cambio racial/étnico

Imagen disponible:

Hope_for_the_Future_6999.jpg
Estudiantes universitarios menonitas fueron contribuyentes claves en los grupos de trabajo en el encuentro de HFF realizado en enero del 2016 en Hampton, Virginia. (Alrededor de la mesa, de adelante a la izquierda hacia la derecha) Gabby Castanon, de Goshen College (Indiana); Isaiah Crosby y Abe Mateo, de Hesston College (Kansas); Marvin Lorenzana, de la Red Menonita de Misión; Nashon Lora, de Goshen College; y Michelle Armster, del Comité Central Menonita de Central States. El trabajo fotográfico del grupo de trabajo lo realiza Gilberto Pérez, Jr., de Goshen College (de pie). (Foto por Carol Roth.)