La junta ejecutiva mira hacia el futuro de la iglesia

Por Hannah Heinzekehr

CIUDAD DE KANSAS, Misuri (Iglesia Menonita de EE. UU.) — En su penúltimo encuentro del bienio, los miembros de la junta ejecutiva (JE) dispusieron de un tiempo entre el 30 de marzo y el 1º de abril para reflexionar acerca del desarrollo denominacional durante los últimos dos años y mirar hacia adelante por las nuevas tendencias que están surgiendo en la iglesia.

MCUSA Executive Board
La junta ejecutiva (JE) en Ciudad de Kansas. Foto por Hannah Heinzekehr.

Preparándose para Orlando

La junta invirtió tiempo en la revisión de la resolución “Buscar la paz en Israel/Palestina”. Debido a la agenda revisada de los delegados, la cual prioriza un proceso plenario de generación de una visión denominado la Cumbre por la Iglesia del Futuro, la resolución sobre Israel/Palestina será la única declaración de toda la iglesia que los delegados analizarán en julio en su asamblea en Orlando, Florida. En la asamblea de delegados en la ciudad de Kansas, los delegados aprobaron ocho resoluciones y votaron por posponer el análisis del borrador anterior de una declaración sobre Israel/Palestina hasta este año.

Un equipo de redacción de tres personas, en consulta con un grupo de referencia de diez personas, revisó los comentarios de la asamblea de delegados del 2015. El equipo de redacción también conversó con líderes y trabajadores por la paz judíos y palestinos, y tomó en cuenta más de 80 respuestas que aportaron individuos y grupos de toda la Iglesia Menonita de EE. UU. para el primer borrador de la resolución.

André Gingerich Stoner, exdirector de testimonio holístico de la Iglesia Menonita de EE. UU., quien aún dirige el desarrollo de la resolución y la formación en torno a la misma, junto a Jonathan Brenneman, un participante del Servicio Voluntario Menonita que trabaja este año ofreciendo formación y referencia en cuanto a Israel-Palestina, presentaron ante la junta el borrador final de la resolución para su aprobación.

Stoner dijo que en Orlando los delegados tendrán la oportunidad de oír a socios tanto judíos como palestinos, y que las conversaciones en grupos serán coordinadas por individuos que han podido participar de los Viajes Vengan y Vean (Come and See Tours) a la región de Israel/Palestina o que han participado de otros eventos educativos.

Brenneman señaló que los delegados en la ciudad de Kansas expresaron tanto preocupaciones como afirmaciones por la resolución anterior, y que el equipo de redacción intentó conservar las fortalezas de la vieja resolución y a la vez abordar los puntos de preocupación.

“La resolución afirma dos corrientes de trabajo: la de la justicia en Israel/Palestina y el desafiar las políticas opresivas israelíes y la construcción de conexiones con la comunidad judía”, dijo Brenneman. “Ambas áreas de trabajo son importantes y deben realizarse de manera conjunta. Pueden coexistir. Es preciso tener una postura humilde para reconocer las redes de violencia de las que somos parte y un marco para la justicia restauradora”.

Nisha Springer, miembro de la junta de la Iglesia Menonita Peace de Dallas, Texas, le preguntó a Stoner: “Existen tantas situaciones de violencia en nuestro mundo. ¿Por qué debemos responder directamente a esta?”.

MCUSA Executive Board
La junta ejecutiva (JE) en Ciudad de Kansas.  Foto por Hannah Heinzekehr.

Stoner señaló que la Iglesia Menonita de EE. UU. recibió la invitación a participar de esta conversación de socios que están hace mucho tiempo en la región. Además, dijo: “Estados Unidos está involucrado en este conflicto de una manera en la que no lo estamos en otros. Este conflicto exacerba el conflicto en otros lugares. Este es el momento de abordar este conflicto”.

La JE aprobó la resolución para la consideración de los delegados con un voto de 11 a favor y 4 abstenciones.

La JE escuchó también las reflexiones en relación con el reciente encuentro de líderes de conferencias regionales en el Concilio de Líderes Constituyentes. El grupo participó de una versión del proceso de la Cumbre por la Iglesia del Futuro (FCS, por sus siglas en inglés) como una manera de identificar las prioridades para el futuro. Basados en el proceso que se lleva a cabo en el CLC, el equipo de diseño de la FCS está realizando algunos ajustes al proceso de generación de una visión que se llevará a cabo en Orlando.

Los miembros del equipo de diseño de la FCS son: Ken Burkholder, de Perkasie, Pensilvania; Iris de León-Hartshorn, de Portland, Oregón; Luke Gascho, de Goshen, Indiana; Glen Guyton, de San Antonio; Janie Beck Kreider, de Charlottesville, Virginia; Chantelle Todman Moore, de Filadelfia; Annabeth Roeschley, de Washington, D. C.; Terry Shue, de Kidron, Ohio; e Isaac Villegas, de Chapel Hill, Carolina del Norte.

El número de inscriptos para la convención de la Iglesia Menonita de EE. UU. y la asamblea de delegados en Orlando es inferior al de la asamblea del 2015. El 3 de abril, los inscriptos eran 2723 después de finalizar la primera inscripción, aunque el director de planificación de la convención y director ejecutivo Glen Guyton aún tiene la esperanza de que los números asciendan para equiparar la asistencia en la ciudad de Kansas. El 15 de abril del 2015, el número de inscriptos para la convención en la ciudad de Kansas era de 3622.

La evolución de las relaciones entre iglesias

Los miembros de la JE analizaron un pedido de la Conferencia Menonita de Lancaster (LMC, por sus siglas en inglés) y el Congreso Mundial Menonita (CMM). En noviembre del 2015, los líderes de LMC votaron por retirarse de la Iglesia Menonita de EE. UU., pero dentro de un proceso de transición de dos años para que las congregaciones de LMC puedan discernir su afiliación. Al acercarse el final del proceso de dos años, los líderes de LMC enviaron un pedido formal a fines de septiembre pasado a los líderes de CMM, solicitando unirse al cuerpo internacional de Iglesias.

Executive Board members
La junta ejecutiva (JE) en Ciudad de Kansas. Foto por Hannah Heinzekehr.

El comité ejecutivo de CMM evaluó el pedido en su encuentro de febrero en Augsburg, Alemania, e indicó que el pedido de LMC se consideraría después de completar su separación de la Iglesia Menonita de EE. UU. El CMM actualizó sus políticas de membresía para declarar que los grupos no necesariamente debían ser un grupo o una red nacional para aspirar a la membresía. La medida del comité ejecutivo del CMM afirmó: “Lamentamos las recientes divisiones en la iglesia menonita en Estados Unidos y afirmamos todos los esfuerzos por la sanación de las relaciones. CMM busca relacionarse con todos los cuerpos eclesiales anabautistas. Al concretarse la separación formal de la Conferencia Menonita de Lancaster de la Iglesia Menonita de EE. UU., CMM espera que ambos cuerpos puedan conservar la buena relación y pertenecer ambos a CMM. Afirmamos la intención de LMC de convertirse en miembro de CMM”.

Además, para que LMC se una a CMM, la junta ejecutiva de la Iglesia Menonita de EE. UU. deberá escribir una carta de apoyo para LMC. Los miembros de la JE conversaron durante mucho tiempo acerca de las implicancias de que las conferencias regionales pertenezcan a CMM como miembros. Antes de escribir la carta, los miembros de la JE establecieron una medida que declara que “organizarían un encuentro cara a cara con los líderes de la Conferencia Menonita de Lancaster después de su solicitud a CMM antes de aceptar redactar la carta de apoyo solicitada de parte de la Iglesia Menonita de EE. UU.”. La moción se aprobó con una votación de 11 a favor y 4 abstenciones.

Si la JE escribiera la carta de apoyo, la solicitud de membresía de LMC se reconsideraría en el encuentro del comité ejecutivo de CMM en abril del 2018.

Otra novedad fue que el 1° de abril, la JE recibió al comité ejecutivo de la Iglesia Menonita de Canadá.

En una meditación extraída de 1 Reyes 18, donde el profeta Elías se lamenta diciendo “De todos los profetas del Señor, sólo yo he quedado”, el director ejecutivo de la Iglesia Menonita de Canadá, Willard Metzger, reflexionó sobre los sentimientos compartidos por muchos en los tiempos de reestructuración y reforma que están experimentando tanto la Iglesia Menonita de EE. UU. como la Iglesia Menonita de Canadá. Señaló que a menudo los líderes caen en dos suposiciones problemáticas: en primer lugar, que “la iglesia de Dios es frágil”, y en segundo lugar, que “podemos comprender plenamente todo lo que está ocurriendo”.

“Hay cosas de las que no somos conscientes, pero aquel que es plenamente consciente sabe, y allí colocamos nuestra confianza. De manera que nos entregamos a seguir a Dios aun cuando no comprendemos qué está sucediendo”, dijo Metzger.

Los representantes de la JE y de la Iglesia Menonita de Canadá revisaron su acuerdo actual y reafirmaron su interés por conservar la relación entre ambos, a la vez que señalaron que los esfuerzos del presupuesto y la reestructuración institucional de la Iglesia Menonita de Canadá podrían cambiar la forma de las relaciones en el futuro.

Metzger y el director ejecutivo de la Iglesia Menonita de EE. UU., Ervin Stutzman, trabajarán juntos para concretar algunas actualizaciones al acuerdo para ser aprobadas por las juntas denominacionales más adelante.

Se afirma la actualización del manual de políticas

Después de permanecer durante tres años como “documento de trabajo”, la junta general de la Iglesia Menonita de Canadá y la JE de la Iglesia Menonita de EE. UU. aprobaron el manual de política actualizado para su impresión final y su implementación. Aunque originalmente fue presentada a los delegados en 2015 como Una visión compartida del liderazgo de la iglesia, el manual ahora se llamará Una visión compartida del liderazgo ministerial y se considera una guía de políticas ministeriales para ambas denominaciones.

Durante su elaboración, el personal de la Iglesia Menonita de Canadá y de la Iglesia Menonita de EE. UU. compartió ampliamente el documento para su evaluación con ministros de conferencias regionales, líderes del Concilio de Líderes Constituyentes, personal a nivel nacional y delegados.

El documento reafirma el artículo 19 de la Confesión de fe desde una perspectiva menonita compartida y declara: “El celibato es la norma para las personas solteras y la relación monógama heterosexual lo es para las personas casadas”. De todos modos, ambas juntas aprobaron la inclusión de una nota al pie nueva que afirma que, mientras que ambas denominaciones reafirmaron el artículo 19 en sus asambleas recientes, también han establecido políticas que permiten la paciencia y una diversidad de comprensiones en cuanto al matrimonio entre personas del mismo sexo.

La nota al pie declara: “…ambas denominaciones reconocieron que no todos concuerdan con esta postura y ofrecieron paciencia o espacio para el discernimiento a aquellas congregaciones que puedan escoger otro camino. De todos modos, antes de bendecir los matrimonios entre personas del mismo sexo, se espera que dichas congregaciones disciernan en oración la voluntad de Dios para su situación y cooperen plenamente con las políticas o lineamientos de sus iglesias regionales o conferencias regionales”.

La JE de la Iglesia Menonita de EE. UU. aprobó el documento actualizado por unanimidad.

Explorar las comprensiones en relación con el poder y la autoridad

Por el diálogo que se llevó a cabo en noviembre del 2016 con el Concilio Racial Étnico (REC, por sus siglas en inglés), los miembros de la JE conversaron acerca de la naturaleza del poder y la autoridad en las instituciones menonitas. En el encuentro de noviembre, el líder de REC y miembro de la JE, el obispo Leslie Francisco señaló que la pregunta prevaleciente para REC ha sido: “¿Puede la junta ejecutiva nombrar los puntos de poder que facilitan el trabajo de la iglesia?”. Los miembros de REC señalaron que en las estructuras de la Iglesia Menonita de EE. UU. no siempre ha habido claridad en cuanto al lugar de la toma de decisiones.

Iris de Leon-Hartshorn
Iris de Leon-Hartshorn guio al grupo en un ejercicio que utiliza el “Powercube”. Foto por Hannah Heinzekehr.

Iris de León-Hartshorn, directora del trabajo transformador por la paz de la Iglesia Menonita de EE. UU., guio al grupo en un ejercicio que utiliza el “Powercube” (el cubo del poder), una herramienta tridimensional que ayuda a las personas a analizar los modos en que el poder opera en una variedad de situaciones.

A través de una variedad de contextos, de León-Hartshorn invitó a los participantes a explorar tanto las formas de poder como los espacios donde este opera.

Además, un equipo de trabajo concentrado en el poder y la autoridad en la Iglesia Menonita de EE. UU. presentó al grupo varios apuntes que exploraban la naturaleza del poder de diferentes grupos de la denominación.

El comité de antirracismo de la JE expresó su apreciación por el desarrollo continuo de la junta al concentrarse en los principios de antiopresión y señaló que sería importante continuar con estas capacitaciones en el futuro.

Nota: Durante sus reuniones, la junta ejecutiva también revisó los informes de los directores ejecutivos y presidentes de junta de Mennomedia y The Mennonite Inc. Dichos informes fueron parte de un ciclo de cuatro años de evaluación, y los informes de ambas agencias recibieron el análisis y la aceptación por parte de la JE. Debido a que también participó de esta evaluación el personal de The Mennonite Inc., no podemos informar objetivamente sobre esa parte de las reuniones.

# # #