Grupo de discernimiento sobre abuso sexual y la iglesia finaliza su trabajo

Un nuevo grupo se está formando para abordar el abuso sexual dentro de la Iglesia Menonita de EE. UU.

Imagen del Culto de lamento y esperanza, el 3 de Julio del 2015 en la convención bienal de la Iglesia Menonita de EE. UU.
En el Culto de lamento y esperanza, cada persona recibió una cinta para sostener durante el culto.

[English]

Por Jenny Castro

(Iglesia Menonita de EE. UU.) — El Grupo de discernimiento sobre abuso sexual y la iglesia, un comité formado en el 2013 para abordar el doloroso y complejo legado de abuso sexual cometido por el renombrado teólogo y profesor John Howard Yoder y las inadecuadas respuestas de la iglesia a aquel abuso, se reunió por última vez el lunes 5 de octubre.

“Ha sido aleccionador y profundamente gratificante trabajar con un equipo de personas comprometidas con el discernimiento y el decir la verdad en nombre de las víctimas de abuso sexual”, dijo Sara Wenger Shenk, presidenta del Seminario Bíblico Anabautista Menonita (AMBS) y una de las coordinadoras del Grupo de Discernimiento (GD). “No conozco otro momento en que haya sentido con tanta fuerza la provisión del Espíritu para cada nuevo paso en el recorrido hacia la transparencia, la confesión, la disculpa y la sanidad”.

En los dos últimos años, el trabajo del grupo ha incluido:

En la penúltima reunión del grupo, realizada en septiembre, los miembros trataron el desembolso del Fondo de atención y prevención. Desde marzo del 2015, el Grupo de Discernimiento ha estado aceptando contribuciones para este fondo, el cual, según Ervin Stutzman, director ejecutivo de la Iglesia Menonita de EE. UU., tenía tres propósitos: “recompensar, al menos en pequeña medida, los costos materiales que las personas victimizadas por John Howard Yoder u otro líder acreditado de la Iglesia Menonita de EE. UU. enfrentaron en su camino hacia la sanidad; brindar atención tangible a personas que han experimentado el abuso sexual; y asistir en la prevención del abuso sexual”.

“El Fondo de atención y prevención recibió cerca de $61,000 en contribuciones”, dijo Stutzman. De este monto, aproximadamente $42,000 se destinarán a víctimas de abuso sexual y los $19,000 restantes se dividirán entre los siguientes grupos:

  • Sister Care, un ministerio de Mujeres Menonita de EE. UU. que brinda sanidad y atención tangibles a las mujeres que han experimentado una pérdida o abuso sexual, tanto en EE. UU. como en otras partes del mundo;
  • el Proyecto de Mujeres en Liderazgo de la Iglesia Menonita de EE. UU., que busca deshacer los sistemas/patrones de la iglesia que subestiman o silencian a las mujeres (incluyendo a víctimas de abuso);
  • Dove’s Nest, una organización eclesial que trabaja con comunidades de fe ecuménicas para que niños y adolescentes estén a salvo del abuso.

La junta ejecutiva (JE) de la Iglesia Menonita de EE. UU. reconoció a los miembros del Grupo de Discernimiento y aprobó una moción de agradecimiento a ellos por su trabajo en las reuniones de la junta, llevadas a cabo del 17 al 19 de septiembre.

La declaración de la JE decía: “Si bien la tarea de ayudar a todos los miembros a encontrar sanación para las experiencias de abuso sexual es un ministerio continuo de toda la iglesia, elogiamos al comité por documentar valientemente este doloroso capítulo de la historia reciente de la iglesia, por tomarse en serio el dolor devastador de quienes fueron abusados por John Howard Yoder y por guiar a la iglesia para que adopte prácticas que contribuyan a la seguridad de nuestros miembros ante todo tipo de abuso sexual”.

En sus reuniones de septiembre, el JE decidió que, junto a la Agencia Menonita de Educación (MEA), designaría a un nuevo grupo con el fin de continuar con el trabajo de prevención y educación sobre el abuso sexual en la Iglesia Menonita de EE. UU. y sus instituciones. La Declaración para toda la iglesia sobre abuso sexual será la base sobre la cual este nuevo grupo trabajará.

“La declaración en sí, claro está, no será suficiente”, dijo Stutzman. “Debemos invertir tiempo y dinero en este esfuerzo para poner nuestros compromisos en acción”.

La tarea de este nuevo grupo será monitorear el progreso de las instituciones y agencias de la Iglesia Menonita de EE. UU. basándose en los compromisos de la declaración para toda la iglesia, así como informar y empoderar a las congregaciones y las instituciones eclesiales para trabajar más intencionalmente en la prevención del abuso sexual.

###

Traducción: Alex Naula

Vea también: Se forma un panel para la prevención del abuso sexual