CLC se reúne y mira hacia el futuro

Los participantes conversan sobre las relaciones de pacto, las evaluaciones de pares y la revitalización de la iglesia

[English]

Por Janie Beck Kreider

Rodger Schmell, representante de la Conferencia de Eastern District, se prepara para una “caída de confianza” a los brazos de otros líderes compañeros del Concilio de Líderes Constituyentes (CLC), que representaban las múltiples perspectivas teológicas presentes en la denominación durante la reunión del CLC en marzo del 2016. Lupe Aguilar, representante de la Conferencia Menonita de South Central, sostiene la escalera. (Foto de Janie Beck Kreider)
Rodger Schmell, representante de la Conferencia Eastern District, se prepara para una “caída de confianza” a los brazos de otros líderes compañeros del Concilio de Líderes Constituyentes (CLC), que representaban las múltiples perspectivas teológicas presentes en la denominación durante la reunión del CLC en marzo del 2016. Lupe Aguilar, representante de la Conferencia Menonita South Central, sostiene la escalera. (Foto de Janie Beck Kreider)

GOSHEN, Indiana (Iglesia Menonita de EE. UU.) — Cerca de 70 líderes denominacionales se reunieron entre el 7 y el 9 de marzo en la Iglesia Menonita de Silverwood, en Goshen, Indiana, para el segundo encuentro del Concilio de Líderes Constituyentes (CLC) de este bienio 2015–17.

Los miembros del CLC fomentaron la generación de confianza al escuchar múltiples perspectivas sobre el significado de las relaciones de pacto y cultivaron la esperanza soñando juntos con el futuro misional de la denominación. Otros temas de la agenda incluyeron continuar el diálogo sobre la temática del rol del CLC como ancianos de la denominación, el análisis de una propuesta de crear un proceso de evaluación entre pares de las conferencias y la conversación sobre posibles alternativas al proceso de desarrollo de las resoluciones en las asambleas de delegados.

“Este encuentro es importante porque nos hemos reunido tras la pérdida de algunas conferencias, mientras que otras están en el proceso de tomar decisiones”, dijo Jennifer Delanty, moderadora de la Conferencia Menonita Pacific Northwest, en su informe del Comité de escucha del CLC. “Aun en medio de todo esto, estamos comenzando algo nuevo. Está habiendo sanación. Es necesario que sigamos estando juntos y podamos discernir lo que Dios tiene preparado para nosotros mientras avanzamos”.

Se afirma el rol como ancianos

Los miembros del CLC evaluaron y adoptaron una declaración que resume las conversaciones de su encuentro de octubre del 2015 sobre la definición del grupo de ancianos y la delimitación de las responsabilidades del CLC como ancianos de la denominación.

Esta declaración describe el rol del concilio en las siguientes palabras: “escuchar profundamente para poder oír/ver la imagen ‘completa’; prestar atención a la guía del Espíritu Santo, de Dios (la Biblia y la oración); modelar una comunidad/colectivo misional; y ofrecer consejo y dirección a la junta ejecutiva, así como también a la iglesia toda”. La declaración nombró además lineamientos para guiar la interacción del CLC con la conferencias “cuando estamos en conflicto entre las conferencias” y “cuando las conferencias y las congregaciones cuestionan su voluntad de pertenecer a su conferencia y/o a la Iglesia Menonita de EE. UU.”.

Compromisos de pacto

Marco Güete, ministro ejecutivo de la Conferencia Menonita de Southeast, conversa con Michael Zehr, moderador de la Conferencia Menonita de Southeast, durante la reunión del Concilio de Líderes Constituyentes en la Iglesia Menonita de Silverwood, Goshen, Indiana, en marzo del 2016. (Foto de Annette Brill Bergstresser)
Marco Güete, ministro ejecutivo de la Conferencia Menonita Southeast, conversa con Michael Zehr, moderador de la Conferencia Menonita Southeast, durante la reunión del Concilio de Líderes Constituyentes en la Iglesia Menonita de Silverwood, Goshen, Indiana, en marzo del 2016. (Foto de Annette Brill Bergstresser)

Apenas comenzada la reunión, David Boshart, moderador electo y presidente del CLC, ofreció un esbozo del concepto bíblico de pacto y una definición provisoria para la reflexión: “Un pacto ofrece una relación integral basada en una promesa incondicional conmemorada mediante un símbolo”. “En el Nuevo Testamento”, dijo Boshart, “el mismo pueblo de Dios —aquellos que pasaron por las aguas bautismales— se convierten en ese símbolo”.

Se invitó a Kurt Horst, representante de la Conferencia Menonita South Central, a presentar una declaración al CLC sobre las relaciones de pacto en la Iglesia Menonita de EE. UU., lo cual realizó con el apoyo del comité ejecutivo de la Conferencia South Central.

Horst ofreció su testimonio personal, reflexionando sobre el dolor que genera romper relaciones de pacto entre conferencias. Dicho dolor lo llevó a cuestionar su participación en el CLC, aunque dijo que él no encontró la liberación espiritual para retirarse. Él afirma que desde su perspectiva, ambas acciones, tanto la acreditación por parte de las conferencias a pastores que sostienen relaciones del mismo sexo como la acción de las conferencias de retirarse “sin nombrar claramente las expectativas que no sintieron cubiertas y sin permitir que otras conferencias se involucren en su retiro” constituyen una violación del pacto.

Los organizadores del CLC pidieron al obispo Leslie Francisco III, representante de la Asociación Menonita Afroamericana (AAMA, por sus siglas en inglés) y a Lois Johns Kaufmann, ministra de conferencia de la Conferencia Central District, que preparen una respuesta breve a lo compartido por Horst.

Francisco usó una metáfora relacionada con la aviación para alentar a la iglesia a “ser fiel a su política” y a “confiar en los instrumentos que tenemos para pilotear, navegar y comunicar” en medio de cambios vertiginosos.

“La pregunta no es si estamos a favor o en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo,” dijo Francisco. “La pregunta es: ¿cómo ‘hacemos’ iglesia juntos? Hasta que esa pregunta se responda, deberíamos utilizar nuestros acuerdos actuales para guiarnos hacia una posición segura”.

En su respuesta, Kaufmann señaló que los delegados aprobaron la resolución sobre la Paciencia porque no hay consenso dentro de la Iglesia Menonita de EE. UU. y que el liderazgo de la Conferencia de Central District se siente conducido en una dirección que se contrapone con aquello que la junta ejecutiva y los delegados afirmaron de manera oficial.

“Quisiéramos ver que existe espacio para que partes de la iglesia puedan seguir probando esta dirección”, dijo Kaufmann. “Nuestra decisión se cimienta en nuestra comprensión de la Biblia y reconocemos que en nuestras iglesias no todos leen la Biblia de la misma manera. También tenemos que preguntarnos a nosotros mismos: ¿cómo sucede el cambio? ¿Acaso todos los cambios esperaron a que hubiera consenso denominacional?”.

Modelo de evaluación por pares

(izq. a der.) Glen Guyton, director de operaciones de la Iglesia Menonita de EE. UU.; John Denlinger, representante de la Conferencia de Atlantic Coast; Heidi Regier Kreider, representante de la Conferencia de Western District; Shana Peachey Boshart, representante de la Conferencia Menonita de Central Plains; y Howard Good, representante de las 14 congregaciones de la Conferencia Menonita de Lancaster que desean permanecer conectadas a la Iglesia Menonita de EE. UU.; en la reunión del Concilio de Líderes Constituyentes en la Iglesia Menonita de Silverwood, Goshen, Indiana, en marzo del 2016. (Foto de Annette Brill Bergstresser)
(izq. a der.) Glen Guyton, director de operaciones de la Iglesia Menonita de EE. UU.; John Denlinger, representante de la Conferencia Atlantic Coast; Heidi Regier Kreider, representante de la Conferencia Western District; Shana Peachey Boshart, representante de la Conferencia Menonita Central Plains; y Howard Good, representante de las 14 congregaciones de la Conferencia Menonita Lancaster que desean permanecer conectadas a la Iglesia Menonita de EE. UU.; en la reunión del Concilio de Líderes Constituyentes en la Iglesia Menonita de Silverwood, Goshen, Indiana, en marzo del 2016. (Foto de Annette Brill Bergstresser)

Los miembros del CLC ofrecieron sus comentarios a una propuesta de los ministros de conferencia regionales de implementar un proceso de evaluación por pares que sería facilitado por el CLC. La propuesta sugería que se designara un equipo de tres a cinco personas para servir por términos de tres años. El equipo conduciría una evaluación in situ y luego de un proceso para informar al CLC y recibir sus comentarios, presentaría una recomendación final a la junta ejecutiva.

Surgieron preguntas acerca de cómo se iniciaría el proceso de revisión, cómo se escogería al equipo asesor y si la recomendación a la junta ejecutiva debería ser siempre el desenlace esperado. La propuesta se volverá a analizar y discutir en la reunión del CLC de octubre del 2016.

Comenzar a vivir un futuro misional

El segundo día de la reunión, el CLC pudo escuchar presentaciones sobre estrategias y mejores prácticas para la revitalización de la iglesia a través de la misión. James Krabill, ejecutivo superior de Ministerios Globales para la Red Menonita de Misión, presentó un resumen de Fully Engaged: Missional Church in an Anabaptist Voice (Compromiso pleno: iglesia misional en una voz anabautista), un libro coeditado recientemente por él y Stanley Green, director ejecutivo de la Red Menonita de Misión.

“Los anabautistas tienen algo que decir ante la situación actual que enfrentamos en un mundo que se seculariza cada vez más, donde la iglesia es cada vez menos importante”, dijo Krabill. “Ustedes representan una corriente histórica que, en su generalidad, no se adecuaba a un modelo de cristiandad que suponía una cultura cristiana, sino que veía a la iglesia como un grupo de personas que llamaba a la cultura a una fe auténtica”.

Krabill señaló que mientras el enfoque anabautista en “el Jesús terrenal en su ministerio” ha sido una fortaleza y una incorporación importante a las conversaciones sobre misión, a los menonitas les cuesta involucrar a personas que “no conocen la historia”.

“Cuando declaramos que la comunidad es el centro de nuestra vida, podemos comenzar a ser disfuncionales en la capacidad de imaginar a personas nuevas como parte de la familia”, agregó.

James Krabill, ejecutivo retirado de Ministerios Globales de la Red Menonita de Misión, presenta un resumen de Fully Engaged: Missional Church in an Anabaptist Voice (Compromiso pleno: iglesia misional en una voz anabautista), un libro coeditado recientemente por él y Stanley Green, director ejecutivo de la Red Menonita de Misión, durante la reunión del Concilio de Líderes Constituyentes en la Iglesia Menonita de Silverwood, Goshen, Indiana, en marzo del 2016. (Foto de Annette Brill Bergstresser)
James Krabill, ejecutivo superior de Ministerios Globales de la Red Menonita de Misión, presenta un resumen de Fully Engaged: Missional Church in an Anabaptist Voice (Compromiso pleno: iglesia misional en una voz anabautista), un libro coeditado recientemente por él y Stanley Green, director ejecutivo de la Red Menonita de Misión, durante la reunión del Concilio de Líderes Constituyentes en la Iglesia Menonita de Silverwood, Goshen, Indiana, en marzo del 2016. (Foto de Annette Brill Bergstresser)

Wilbert Shenk, misiólogo y profesor retirado de historia de la misión y cristianismo contemporáneo en la Escuela de Estudios Interculturales del Seminario Teológico Fuller, presentó un recuento histórico de los primeros misioneros menonitas enviados a África en 1934, el cual provocó la respuesta de los miembros del CLC.

“Agradezco el trabajo de los primeros misioneros. Sin embargo, al reflexionar sobre el colonialismo y el racismo inherente a este movimiento, me pregunto si podemos contar estas historias de misión desde la perspectiva de los que la recibieron”, dijo Heidi Regier Kreider, ministra de conferencia para la Conferencia Western District. “Tenemos que vernos a nosotros mismos como los que necesitamos ser evangelizados y reevangelizados”.

Lois Barrett, profesora del Seminario Bíblico Anabautista Menonita de Elkhart, Indiana, alentó a las congregaciones e instituciones a discernir comunitariamente su “llamado particular” a la vocación misional y a practicar la adoración como un testimonio público de “proclamar el reino de Dios y declarar nuestra lealtad”.

Los presentadores Glen Alexander Guyton (director de operaciones de la Iglesia Menonita de EE. UU.), el obispo Francisco y Rod Stafford (pastor de la Iglesia Menonita de Portland, Oregón), compartieron las características y mejores prácticas recolectadas de las experiencias en plantación de iglesias y en el ejercicio del ministerio en comunidades de fe florecientes.

Adoración y espacio de micrófono abierto

Los miembros del CLC compartieron un tiempo de adoración y oración unos por otros. Cerca del final de las reuniones, el grupo rodeó a los participantes de Kansas y oró por todos los afectados por los trágicos tiroteos del 25 de febrero en Hesston.

Lois Johns Kaufmann, ministro de conferencia de la Conferencia de Central District, conversa con Nancy Kauffmann, ministro denominacional de la Iglesia Menonita de EE. UU., en la reunión del Concilio de Líderes Constituyentes en la Iglesia Menonita de Silverwood, Goshen, Indiana, en marzo del 2016. En la reunión, Johns Kaufmann fue reconocida por sus años de ministerio. Planea retirarse este verano. (Foto de Annette Brill Bergstresser)
Lois Johns Kaufmann, ministro de conferencia de la Conferencia Central District, conversa con Nancy Kauffmann, ministro denominacional de la Iglesia Menonita de EE. UU., en la reunión del Concilio de Líderes Constituyentes en la Iglesia Menonita de Silverwood, Goshen, Indiana, en marzo del 2016. En la reunión, Johns Kaufmann fue reconocida por sus años de ministerio. Planea retirarse este verano. (Foto de Annette Brill Bergstresser)

Johns Kaufmann, quien asistía al CLC por última vez, fue reconocida por sus años de ministerio en la Conferencia Central District, al prepararse para su retiro este verano. Reflexionando sobre el CLC, se refirió a él como un “genio en nuestro sistema.” Compartió su amor por la iglesia y el dolor que le ocasiona el retiro y alentó al grupo a continuar trabajando para “fomentar la confianza”.

Durante el tiempo de micrófono abierto, surgió el tema de abrir vías de diálogo con miembros de la comunidad LGBTQ (lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, queer). En la reunión de la junta ejecutiva de febrero del 2016, la junta había votado en contra de la propuesta de hacer del Concilio de Hermanos y Menonitas por los Intereses de Personas LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales) (BMC, por sus siglas en inglés) un grupo de constituyentes con representantes en el CLC, pero alentó al CLC a seguir explorando maneras de promover el diálogo con miembros LGBTQ de la iglesia. Una propuesta de los organizadores del encuentro del CLC que consistía en incluirlos como compañeros de diálogo en grupos de conversación fue rechazada por líderes del BMC. En este encuentro, el CLC no conversó sobre la posibilidad de otras opciones.

Durante el tiempo destinado al micrófono abierto, Marv Friesen, de la Conferencia Menonita Allegheny, compartió su preocupación por que los líderes homosexuales “se están cansando y hasta han dejado de querer tener diálogos en los que una vez más se cuestione su humanidad”. Friesen propuso por ende la idea de invitar a aliados a participar de las conversaciones en grupo en las reuniones futuras del CLC.

Otro aporte realizado en el espacio de micrófono abierto fueron las palabras de Marco Güete, ministro de conferencia ejecutivo de la Conferencia Menonita Southeast. Güete reflexionó sobre los efectos de la decisión de la Conferencia Menonita Lancaster de retirarse de la Iglesia Menonita de EE. UU., en la Iglesia Menonita Hispana (IMH) y pidió oración por las 70 a 80 congregaciones que continúan como miembros plenos de la denominación. Alabó a Dios por los líderes latinos presentes en la reunión del CLC, quienes “tienen la bendición de ser parte de la Iglesia Menonita de EE. UU.”, y pidió oración por Sandra Montes-Martínez, la nueva moderadora de IMH, y otros líderes hispanos presentes en el CLC.

“Somos parte de la Iglesia Menonita de EE. UU. y tenemos la bendición de ser parte de la Iglesia Menonita de EE. UU.”, dijo. “La IMH está recomenzando como una nueva organización. Oren por los líderes; tienen grandes sueños”.

Allen Lehman, el ministro de conferencia de la Conferencia Menonita Franklin, compartió que la junta de la conferencia adoptó una recomendación de retirarse de la Iglesia Menonita de EE. UU. y a las congregaciones se les dio un tiempo para procesar el asunto. Se ha programado una votación final sobre la resolución para el 18 de abril.

Jessica Schrock Ringenberg, pastora de la Iglesia Menonita Zion de Archbold, Ohio, pidió oración para las reuniones de la Conferencia Ohio de la Iglesia Menonita de EE. UU. que se llevarán a cabo el 11 y 12 de marzo, en las cuales los delegados conversarán sobre una resolución para dejar la Iglesia Menonita de EE. UU. Más tarde, durante el espacio de micrófono abierto, Schrock Ringenberg compartió sus sueños para el futuro de la denominación.

“Amo a la iglesia. Amo a este grupo. Reconozco que siento que estamos siendo muy cortos de vista”, dijo. “Nos pasamos el tiempo aferrándonos a la edad de oro del pasado, pero tenemos la oportunidad de ser mucho más grandes. Sé que no todos coincidimos, pero ansío ser parte de un grupo que ama a la iglesia. ¿Podemos ver esto como una oportunidad de reinventarnos?”

La próxima reunión del CLC se realizará entre el 17 y 19 de octubre del 2016 en la zona de Hesston/Newton, Kansas.

###

Traducción: Cristina Horst de Robert, Zulma Prieto

Imágenes disponibles:

CLC_mtg_March_2016_Rodger_Schmell_trust_fall.jpg
Rodger Schmell, representante de la Conferencia Eastern District, se prepara para una “caída de confianza” a los brazos de otros líderes compañeros del Concilio de Líderes Constituyentes (CLC), que representaban las múltiples perspectivas teológicas presentes en la denominación durante la reunión del CLC en marzo del 2016. Lupe Aguilar, representante de la Conferencia Menonita South Central, sostiene la escalera. (Foto de Janie Beck Kreider)

CLC_mtg_March_2016_Marco_Guete_Michael_Zehr_4229.jpg
Marco Güete, ministro ejecutivo de la Conferencia Menonita Southeast, conversa con Michael Zehr, moderador de la Conferencia Menonita Southeast, durante la reunión del Concilio de Líderes Constituyentes en la Iglesia Menonita de Silverwood, Goshen, Indiana, en marzo del 2016. (Foto de Annette Brill Bergstresser)

CLC_mtg_March_2016_Guyton_Denlinger_RegierKreider_PeacheyBoshart_Good.jpg
(izq. a der.) Glen Guyton, director de operaciones de la Iglesia Menonita de EE. UU.; John Denlinger, representante de la Conferencia Atlantic Coast; Heidi Regier Kreider, representante de la Conferencia Western District; Shana Peachey Boshart, representante de la Conferencia Menonita Central Plains; y Howard Good, representante de las 14 congregaciones de la Conferencia Menonita Lancaster que desean permanecer conectadas a la Iglesia Menonita de EE. UU.; en la reunión del Concilio de Líderes Constituyentes en la Iglesia Menonita de Silverwood, Goshen, Indiana, en marzo del 2016. (Foto de Annette Brill Bergstresser)

CLC_mtg_March_2016_Lois_Kaufmann_Nancy_Kauffmann_4220.jpg
Lois Johns Kaufmann, ministro de conferencia de la Conferencia Central District, conversa con Nancy Kauffmann, ministro denominacional de la Iglesia Menonita de EE. UU., en la reunión del Concilio de Líderes Constituyentes en la Iglesia Menonita de Silverwood, Goshen, Indiana, en marzo del 2016. En la reunión, Johns Kaufmann fue reconocida por sus años de ministerio. Planea retirarse este verano. (Foto de Annette Brill Bergstresser)

CLC_mtg_March_2016_James_Krabill_4279.jpg
James Krabill, ejecutivo superior de Ministerios Globales de la Red Menonita de Misión, presenta un resumen de Fully Engaged: Missional Church in an Anabaptist Voice (Compromiso pleno: iglesia misional en una voz anabautista), un libro coeditado recientemente por él y Stanley Green, director ejecutivo de la Red Menonita de Misión, durante la reunión del Concilio de Líderes Constituyentes en la Iglesia Menonita de Silverwood, Goshen, Indiana, en marzo del 2016. (Foto de Annette Brill Bergstresser)