¿Va a plantar una iglesia? Siga con su trabajo principal

Mauricio Chenlo habla de los beneficios de los pastores que fundan iglesias y siguen con su otro empleo

Mauricio Chenlo habla en la Iglesia North Goshen, en Goshen, Indiana.

[English version]

Por Wil LaVeist

ELKHART, Indiana (Red Menonita de Misión/Iglesia Menonita de EE. UU.)— Si se siente llamado a plantar una iglesia en estos tiempos económicos tan difíciles, es una buena idea seguir con su otro empleo.

Es probable que una iglesia pequeña de menos de 100 miembros—la Iglesia Menonita de EE. UU. recomienda tener al menos cuatro o cinco hogares para empezar una nueva iglesia—no sea capaz de sostener a un pastor de tiempo completo.

Sin embargo, seguir con otro empleo además del de pastor de una nueva iglesia o de una iglesia pequeña ya asentada tiene beneficios más allá del ingreso, dice Mauricio Chenlo, ministro denominacional para la plantación de iglesias de la Red Menonita de Misión y la Iglesia Menonita de EE. UU.

Trabajar fuera de la iglesia ofrece ventajas para un ministerio eficaz hacia los que están en los bancos de los templos. Según Chenlo, las experiencias de los pastores bivocacionales que trabajan en profesiones similares a las de los miembros de su iglesia pueden influir en su predicación de modos que a menudo hacen que sus sermones sean más pertinentes.

“Una de las limitaciones [de trabajar a tiempo completo] es que el pastor pasa mucho tiempo en la oficina, o invierte 20 horas de su tiempo escribiendo el sermón”, dice Chenlo. “No creo que eso ayude a desarrollar el instinto de misión del pastor. Cuando los pastores tienen la oportunidad de dedicarse a vender autos o casas, o a hacer algo con los pies en la tierra donde la mayoría de la gente está, les da una idea del tipo de luchas que la gente está enfrentando”.

La tarea del pastor bivocacional es mucho más difícil y no recomendable en una congregación más grande de tal vez 200 o más miembros cuyas necesidades el pastor debe poder tratar, dice Chenlo. Sin embargo, para la mayoría de las congregaciones menonitas y nuevas iglesias—que por lo general tienen menos de 100 miembros—el ministerio bivocacional es una alternativa lógica.

“El ministerio bivocacional es el presente y el futuro acá, en Estados Unidos, particularmente cuando hablamos de plantar iglesias”, dice Chenlo. “La mayoría de los plantadores de iglesias que conozco no vienen del seminario; son carpinteros, gente que trabaja en negocios corporativos, o enfermeros”. (El Associated Mennonite Biblical Seminary de Elkhart, Indiana, y el Eastern Mennonite Seminary de Harrisonburg, Virginia, ofrecen varias opciones de aprendizaje a distancia.)

Desde su rol, Chenlo también ayuda a las iglesias a reconocer la importancia de plantar iglesias para incrementar la cantidad de miembros de la iglesia. Una de las maneras en que hace esto es a través de los seminarios sobre plantación de iglesias. El siguiente que hará será el 14 de julio en Cape Coral, Florida, y durará todo el día.

En los retiros como el programado en Cape Coral, Chenlo recorre junto a los líderes el proceso de plantación de iglesias y las pautas de la Iglesia Menonita de EE. UU. para la plantación de iglesias. Él les sugiere a los plantadores que inicien una relación de entrenador/entrenado.

También anima a las conferencias regionales a apoyar a los pastores bivocacionales ayudándolos a encontrar trabajo y casa, y facilitándoles la conexión con The Corinthian Plan (El Plan de Corinto), el plan de cobertura de salud de la Iglesia Menonita de EE. UU.

Chenlo ayuda a las iglesias ya existentes a plantar otras de manera estratégica. Alienta a los líderes locales a movilizarse porque comprenden bien en primer lugar las necesidades y posibilidades de su zona o región. Por ejemplo, en Florida, la mayoría de las iglesias menonitas se encuentran en la zona de Sarasota. Estos líderes de iglesia sabrán mejor que nadie si conviene plantar una iglesia en Orlando o Jacksonville, y con qué recursos y capital podrán contar. Cuanto más apoyo reciba la iglesia plantada por parte de los líderes locales, mayores probabilidades de éxito tendrá, dice Chenlo.

Chenlo es pastor bivocacional desde hace 20 años. Fue copastor en su Argentina natal durante la crisis económica de 2001. Se volvió experto en ayudar a los miembros de la iglesia a afrontar la pérdida no sólo de sus ingresos, sino también de su autoestima y esperanza por perder sus puestos de trabajo en las fábricas luego de décadas de empleo constante. Recuerda que los miembros de la iglesia le decían que sus sermones eran menos ideológicos después de que empezara a trabajar para un banco local. Ser bivocacional también benefició económicamente a su familia, cuenta Chenlo.

“En los últimos seis años he trabajado a tiempo completo con la Red Menonita de Misión y la Iglesia Menonita de EE. UU., pero aun antes de eso, ser bivocacional me dio más libertad para suplir mejor con mis ingresos las necesidades de mi familia”, dice Chenlo. “No dependía de un salario limitado como aquel del que uno depende cuando se dedica al ministerio a tiempo completo”.

Seminario:          “Plantar iglesias en la Conferencia Southeast Mennonite con alegría renovada”
Inscripción:
        $15, incluye almuerzo, bocadillos y materiales

Fecha:                   14 de julio, de 9:30 a.m. a 4:30 p.m.

Lugar:                   Cape Christian Fellowship, 2110 Chiquita Blvd. S., Cape Coral, Florida Visite el sitio web de Cape Christian Fellowship

Contacto:            Marisa Alemán-Cantú, coordinadora de la Conferencia Southeast Mennonite: 309-721-7866

###

Traducción: Alex Naula

La Red Menonita de Misión, la agencia para la misión de la Iglesia Menonita de EE. UU., moviliza y equipa a la iglesia para participar en el testimonio integral a Cristo Jesús en un mundo quebrado. Los medios de comunicación pueden contactar a Andrew Clouse: andrewc@mmnworld.net, 574-523-3024 ó 866-866-2872, ext. 23024.

Imagen disponible:

ftp://ftp.e.mennonites.org/public/NewsPhotos/MMN_06_28_MauricioChenlo.jpg
Mauricio Chenlo habla en la Iglesia North Goshen, en Goshen, Indiana.

Official comments policy for users of Mennonite Church USA’s websites and other social networking tools. We reserve the right to remove any comment that violates this policy.

  • The purpose of comments is to engage in constructive dialogue.
  • Please provide your own full name.
  • Be respectful. If you’re offering criticism, focus on others’ ideas — not their motives, person, character or faith. Consider the log in your own eye before pressing ‘Enter.’

Comments are moderated. Comments with any content that is deemed obscene, libelous, defamatory or hateful toward an individual or group will not be approved. Comments will remain open for 10 days.


One thought on “¿Va a plantar una iglesia? Siga con su trabajo principal

  1. Wish my father had lived to see this one ~ M. Morrow-Farrell, Philadelphia, PA.

Comments are closed.