‘Seguir la nube’, un paso a la vez

Read this article in English:
http://mennoniteusa.org/2012/02/10/following-the-cloud-one-step-at-a-time/

Iglesia Menonita de EE.UU. / Red Menonita de Misión

‘Seguir la nube’, un paso a la vez

Karen y Steve Mascho de la Comunidad Menonita Grace en un paseo conjunto con miembros de la Iglesia Menonita Metro en el parque estatal Beavers Bend de Oklahoma, en el otoño del 2011. (Foto provista.)

La Comunidad Menonita Grace, una iglesia plantada en el noreste de Texas, celebra sus seis meses de vida.

Por Annette Brill Bergstresser

Karen y Steve Mascho, de Gladewater, Texas, tuvieron su primer encuentro con menonitas en abril del 2010. Nunca imaginaron en ese momento que 15 meses después ellos mismos fundarían una iglesia menonita en su comunidad de 6.500 personas.

El matrimonio Mascho, de paso por el norte de Indiana, hacía reparar su autocaravana. Allí visitaron el Centro de Información amish/menonita de Menno-Hof en Shipshewana, Indiana.

“Yo pensé: ‘Estas personas creen aquello que yo siento en mi corazón hace años’”, recuerda Karen Mascho. Los Mascho añoraban una congregación que siguiera vinculada durante la semana.

Al regresar a su hogar, Karen, quien se desempeña como maestra de necesidad especial, leyó el libro que había adquirido en Menno-Hof acerca de la historia menonita y comenzó a investigar en internet sobre los menonitas. Luego de conocer los programas de justicia restaurativa de la Universidad Pacific de Fresno (California), ella y Steve se involucraron en un ministerio carcelario con sede en Houston. Steve, con discapacidad por una condición cardíaca, participa activamente en un ministerio de motociclistas desde hace más de 10 años.

Karen siente que fue el sitio web de Paul Williams, pastor asociado de la Iglesia Menonita Mechanic Grove de Quarryville, Pensilvania, lo que la ayudó a profundizar su comprensión de la fe y las creencias de los menonitas. Una visita a Plow Creek, una comunidad intencional menonita de Tiskilwa, Illinois, en abril del 2011, la convenció finalmente de hacerse menonita. En mayo, llamó a Mauricio Chenlo, ministro denominacional de plantación de iglesias para la Iglesia Menonita de EE.UU. y la Red Menonita de Misión.

“Yo le dije que estábamos buscando una iglesia que compartiera nuestra visión de alcanzar a los marginados de la sociedad, y pregunté si podía enviarnos algunos misioneros”, relata Karen. “Él dijo: ‘Si quieren una iglesia allá, comiencen a pensar en plantarla ustedes’”.

Dos semanas después, los Mascho asistieron a un seminario de plantación de iglesias en la ciudad de Oklahoma, auspiciado por la conferencia del distrito Oeste. Karen recuerda una actividad con su grupo de trabajo. “Sentí una profunda compasión por los heridos, perdidos, moribundos, oprimidos y pobres de una manera que nunca había sentido. Dios estaba moldeando mi corazón para el servicio”.

En junio, presenciaron una reunión de oración en la que supieron que cierto número de residentes de un barrio de viviendas públicas local, había expresado su interés por el estudio bíblico. Karen contactó a las personas de la lista, y seis de ellas asistieron el 7 de julio a la primera reunión semanal. En la sala de reuniones del complejo de viviendas, se compartió en comunidad una comida y el estudio bíblico. Comenzaron con el estudio del Sermón del Monte y las enseñanzas de Jesús. En agosto, agregaron reuniones también los domingos por la tarde y escogieron un nombre para su congregación: Comunidad Menonita Grace.

La Comunidad Menonita Grace asiste al aniversario de sobriedad de Audrey Rutella. (Primera fila, izq. a der.): Ashlee Shadix, Michael Sosebee, Audrey Rutella, Wendy Clement (amiga). (Atrás, izq. a der.): Cody Cagle, Amber Bogenschutz, Steve Mascho, Karen Mascho, Howard Oliver, Chiquita Armstrong, Mike Mascho. (Foto provista.)

En la actualidad la Comunidad Grace cuenta con 18 participantes. La mayoría no asistían a la iglesia, o no lo habían hecho desde la infancia. Comparten activamente sus vidas, desde celebrar aniversarios de sobriedad y escribir a miembros de la familia en prisión hasta noches de juegos. Para el Día de Acción de Gracias, sumaron a la comida habitual de las iglesias locales la posibilidad de la entrega a domicilio, alcanzando a 250 personas más. En diciembre, iniciaron una despensa comunitaria de alimentos.

“Recibimos a todas aquellas personas que buscan una relación con Jesús y con una comunidad, que acepten compartir responsabilidades y ser alentados”, dice Karen.

A ella le maravilla cómo las cosas se han ido dando, un paso a la vez.

“Estamos siguiendo la [columna de] nube. Dios nos está abriendo puertas, y nosotros solamente pasamos por ellas”.

Los Mascho sienten la guía del Espíritu en su relación cercana con la Iglesia Menonita Metro, una iglesia fundada recientemente también en la ciudad de Oklahoma. El matrimonio conoció a cinco miembros de la Iglesia Metro en el seminario de plantación de iglesias y se hicieron miembros de esa iglesia ese mismo fin de semana. “Básicamente nos adoptaron. Nos hicimos parte de la familia”, dice Karen.

La comunidad de la Iglesia Menonita Metro en la Ciudad de Oklahoma ofreció el amor, el sostén, el aliento y la instrucción que Steve y Karen necesitaban para cumplir el llamado de plantar una iglesia a cinco horas de la suya, en Gladewater, Texas. Cinco miembros de la Iglesia Metro conocieron a los Mascho en una conferencia para la plantación de iglesias organizada por la conferencia del distrito Oeste en la ciudad de Oklahoma en mayo del 2011, y los invitaron a ser miembros de su congregación. Esta es su primera foto juntos, después de que los Mascho aceptaran la invitación a la membresía. (Primera fila, izq. a der.): Arlys-Marie Gilchrist, Karen Mascho. (Atrás, izq. a der.): Norman and Linda Berry (equipo pastoral de Metro), Charlotte Warkentine, Terry Hostetler, Steve Mascho. (Los Mascho son de la Comunidad Menonita Grace, los demás son de la Iglesia Menonita Metro. (Foto provista.)

Karen y Steve Mascho comenzaron a comunicarse varias veces por semana con Norman Berry, pastor principal de Metro, y con otros miembros. Representantes de ambas iglesias recién fundadas asistieron a la reunión anual de la conferencia del distrito Oeste en Kansas a fines de julio.

“Necesitábamos provisiones. Metro hizo el pedido de auxilio, y en la reunión de conferencia, la gente nos sorprendió con una abundante cantidad de cajas de cancioneros, biblias y libros para la biblioteca”, dice Karen.

En otoño, las dos iglesias realizaron un paseo conjunto al parque estatal de Oklahoma para celebrar el bautismo de dos integrantes de la Comunidad Menonita Grace.

Los Mascho piensan comenzar estudios pastorales a distancia a través del Seminario Bíblico Menonita Asociado (AMBS); tanto la conferencia del distrito Oeste como las Mujeres Menonitas de EE.UU. han contribuido para los gastos educativos. A la vez, quieren conocer a otros menonitas de Texas.

Gilberto Flores, ministro de conferencia asociado de Texas para la conferencia del distrito Oeste, visitó recientemente a la Comunidad Menonita Grace. “La conferencia del distrito Oeste está apoyando esta iniciativa de plantación de iglesias y está ayudando a los Mascho a conectarse con la red de la conferencia”.

“Hemos sido bendecidos abundantemente. Me maravilla la rapidez con la que el Señor ha obrado. No puedo esperar a ver qué nos tiene preparado”, dice Karen.

Traducción: Cristina Horst de Robert, Zulma Prieto

###

Página de Facebook de la Comunidad Menonita Grace:
http://www.facebook.com/pages/GraceMennoniteFellowship/309592402385103

——

Poema escrito por Karen:

Para todos mis amigos menonitas:

Cuando yo era una extraña

Cuando yo era una extraña, compartiste tus historias, y yo quise saber más.
Cuando yo era una extraña, me hablaste de paz, y yo busqué compartirlo con otros.
Cuando yo era una extraña, respondiste a mi necesidad, y yo agradecí a Dios.
Cuando yo era una extraña, me invitaste a entrar en tu hogar, y yo entendí la hospitalidad.
Cuando yo era una extraña, me enseñaste a abrir nuevos caminos, y yo me sentí inspirada.
Cuando yo era una extraña, me pediste que caminara contigo en este viaje, y yo me sentí aceptada.
Cuando yo era una extraña, pasaste por alto mi ignorancia, y yo quise ser como tú.
Cuando yo era una extraña, me invitaste al banquete, y yo me involucré.
Cuando yo era una extraña, compartiste tus recursos, y yo lo consideré un honor.
Cuando yo era una extraña, fomentaste la unidad a pesar de los desacuerdos, y yo me sentí segura.
Cuando yo era una extraña, me dirigiste en la adoración, y yo reconocí la presencia de Dios.
Cuando yo era una extraña, me hiciste hermana… y yo quise agradecerte por todo lo que hiciste…

Cuando yo era una extraña.

—Karen Mascho, agosto de 2011

——

Imágenes disponibles:

ftp://ftp.e.mennonites.org/public/NewsPhotos/web_karen_steve_mascho.jpg
Karen y Steve Mascho de la Comunidad Menonita Grace en un paseo conjunto con miembros de la Iglesia Menonita Metro en el parque estatal Beavers Bend de Oklahoma, en el otoño del 2011. (Foto provista.)

ftp://ftp.e.mennonites.org/public/NewsPhotos/grace_mennonite_fellowship_1_fullsize.jpg
La Comunidad Menonita Grace asiste al aniversario de sobriedad de Audrey Rutella. (Primera fila, izq. a der.): Ashlee Shadix, Michael Sosebee, Audrey Rutella, Wendy Clement (amiga). (Atrás, izq. a der.): Cody Cagle, Amber Bogenschutz, Steve Mascho, Karen Mascho, Howard Oliver, Chiquita Armstrong, Mike Mascho. (Foto provista.)

ftp://ftp.e.mennonites.org/public/NewsPhotos/web_grace_metro_churchplantingconf.jpg
La comunidad de la Iglesia Menonita Metro en la Ciudad de Oklahoma ofreció el amor, el sostén, el aliento y la instrucción que Steve y Karen necesitaban para cumplir el llamado de plantar una iglesia a cinco horas de la suya, en Gladewater, Texas. Cinco miembros de la Iglesia Metro conocieron a los Mascho en una conferencia para la plantación de iglesias organizada por la conferencia del distrito Oeste en la ciudad de Oklahoma en mayo del 2011, y los invitaron a ser miembros de su congregación. Esta es su primera foto juntos, después de que los Mascho aceptaran la invitación a la membresía. (Primera fila, izq. a der.): Arlys-Marie Gilchrist, Karen Mascho. (Atrás, izq. a der.): Norman and Linda Berry (equipo pastoral de Metro), Charlotte Warkentine, Terry Hostetler, Steve Mascho. (Los Mascho son de la Comunidad Menonita Grace, los demás son de la Iglesia Menonita Metro. (Foto provista.)

ftp://ftp.e.mennonites.org/public/NewsPhotos/web_grace_christmas_party.jpg
Miembros de la Comunidad Menonita Grace y amigos celebraron una fiesta de Navidad en diciembre del 2011. Steve Mascho está en el centro, vestido de San Nicolás, y Karen Mascho está detrás de él. (Foto provista.)

Official comments policy for users of Mennonite Church USA’s websites and other social networking tools. We reserve the right to remove any comment that violates this policy.

  • The purpose of comments is to engage in constructive dialogue.
  • Please provide your own full name.
  • Be respectful. If you’re offering criticism, focus on others’ ideas — not their motives, person, character or faith. Consider the log in your own eye before pressing ‘Enter.’

Comments are moderated. Comments with any content that is deemed obscene, libelous, defamatory or hateful toward an individual or group will not be approved. Comments will remain open for 10 days.


One thought on “‘Seguir la nube’, un paso a la vez

  1. Wish my father had lived to see this one ~ M. Morrow-Farrell, Philadelphia, PA.

Comments are closed.