Instaurar líderes que reflejen la membresía menonita

Sunoko Lin (izquierda), pastor de la Comunidad Cristiana Maranatha, de Northridge, California, y Marco Güete, de Sarasota, Florida, ministro de la Conferencia Menonita Southeast, conversan durante la conferencia Esperanza ... para el Futuro III. (Fotografía de Carol Roth)
Sunoko Lin (izquierda), pastor de la Comunidad Cristiana Maranatha, de Northridge, California, y Marco Güete, de Sarasota, Florida, ministro de la Conferencia Menonita Southeast, conversan durante la conferencia Esperanza … para el Futuro III. (Fotografía de Carol Roth)

Por Sara Álvarez y Wil LaVeist, de la Red Menonita de Misión

[English]

LEESBURG, Virginia (Red Menonita de Misión/Agencia Menonita de Educación/Iglesia Menonita de EE. UU.)—En la conferencia Esperanza … para el Futuro III, los líderes de grupos raciales y étnicos invitaron a los menonitas blancos a usar su poder para ser agentes persistentes de la diversidad racial y étnica en el liderazgo, y así hacer que la multiculturalidad dentro de las instituciones menonitas sea una realidad.

Treinta y cinco líderes de grupos raciales y étnicos y diez líderes blancos se reunieron en la conferencia llevada a cabo en Leesburg, Virginia, del 30 de enero al 2 de febrero, con el fin de desarrollar estrategias para el cambio institucional. Everence, la Iglesia Menonita de EE. UU., la Agencia Menonita de Educación y la Red Menonita de Misión patrocinaron el evento.

Luego de dos años en que sólo se invitaba a gente de grupos raciales y étnicos, los planificadores invitaron a la conferencia a líderes blancos de instituciones menonitas para trabajar juntos y lograr cambios concretos.

Iris de León-Hartshorn, directora de trabajo transformador por la paz para la Iglesia Menonita de EE. UU. y una de las organizadoras de las conferencias, dijo que los dos primeros encuentros incluyeron intencionalmente sólo a líderes de grupos raciales y étnicos (africanos, afroamericanos, asiáticos, hispanos y nativo americanos) para que pudieran compartir libremente sus experiencias con las instituciones menonitas.

“[Ahora] queremos reconocer que todos somos parte de la Iglesia Menonita EE. UU.”, dijo Jesús Cruz, director adjunto de programas del Comité Central Menonita de EE. UU. “No queremos pasar por alto lo racial, pero no somos sólo la Iglesia Menonita Hispana o la Asociación Afroamericana Menonita aparte de la Iglesia Menonita de EE. UU.”

Muchos de los líderes principales de los grupos raciales y étnicos, que han sido parte de las discusiones sobre la inclusión en la Iglesia Menonita desde antes de la época de los derechos civiles, expresaron cuán importante era que surgieran de este encuentro cambios para implementar.

“Nuestra visión es que al concluir esta conferencia tengamos directrices concretas de tres cosas sobre las que queremos trabajar para desarrollar el liderazgo de los grupos raciales y étnicos”, dijo de León-Hartshorn.

Las directrices elaboradas fueron:

  • desarrollar líderes de color ofreciéndoles intencionalmente a las personas de grupos raciales y étnicos los recursos y la información que necesitan para abrirse camino en el mundo institucional;
  • incrementar la cantidad de líderes provenientes de grupos raciales y étnicos;
  • proveerles a los líderes más oportunidades de trabajo en red.

El grupo coincidió en que si bien ahora hay más líderes de diversos grupos raciales y étnicos, es necesario hacer más para reflejar las crecientes poblaciones de grupos raciales y étnicos.

Los informes de censos de Estados Unidos estiman que los blancos no hispanos pasarán a ser una minoría de la población total luego del 2040. La membresía de las iglesias anabautistas estadounidenses y europeas está en declive, mientras que las iglesias asiáticas, africanas y latinoamericanas aumentan rápidamente. Un estudio del 2006 del Young Center de Elizabethtown College (Pensilvania) reveló que del  2000 al 2005, el 25% de los nuevos menonitas no eran blancos, comparados con apenas el 6% entre 1995 y el 2000.

“Fue maravilloso ver representadas a muchas de las agencias menonitas en este evento”, dijo de León-Hartshorn. “El año pasado, el grupo señaló que las instituciones educativas son un lugar clave para implementar cambios, de modo que fue lindo que este año asistieran representantes de Eastern Mennonite University y Goshen College.”

Quienes participaron de la conferencia identificaron que una de las barreras para incrementar la cantidad de líderes es que no se está preparando a los jóvenes de los grupos raciales y étnicos para el liderazgo.

Para llevar esto a cabo, los líderes actuales de instituciones educativas necesitan hacer el esfuerzo de reclutar y retener los talentos jóvenes de los diversos grupos raciales y étnicos, y ayudar a estos estudiantes a abrirse camino entre la cultura institucional.

Muchos de los participantes, tanto de las culturas dominantes como de las de grupos raciales y étnicos, mencionaron que adultos experimentados los habían ayudado a comprender las reglas no escritas de las organizaciones. La directiva formalizó la necesidad de los líderes actuales de hacer lo mismo.

De León-Hartshorn nombró tres eventos próximos en los cuales los líderes podrán construir vínculos: la Asamblea de Nativos, en Winnipeg, Manitoba (del 28 al 31 de julio), y las conferencias de la Iglesia Menonita Hispana y la Asociación Afroamericana Menonita en agosto.

Luke Hartman, vicepresidente de matriculación de Eastern Mennonite University, Harrisonburg, Virginia, alentó a los menonitas blancos a ir más allá aun de ser un aliado o un defensor.

“[Los líderes blancos] necesitan ser agentes involucrados en acciones estratégicas”, dijo.

La conferencia Esperanza … para el Futuro del próximo año está planificada para los días 22 al 25 de enero en Fort Myers, Florida. En 2015, los planificadores también esperan poder extender las invitaciones a los adultos jóvenes de los grupos raciales y étnicos identificados como líderes potenciales.

###

Traducción: Alex Naula, Zulma Prieto

Imagen disponible:

ftp://ftp.e.mennonites.org/public/NewsPhotos/HopeForTheFuture_7624.jpg
Sunoko Lin (izquierda), pastor de la Comunidad Cristiana Maranatha, de Northridge, California, y Marco Güete, de Sarasota, Florida, ministro de la Conferencia Menonita Southeast, conversan durante la conferencia Esperanza … para el Futuro III. (Fotografía de Carol Roth)

Official comments policy for users of Mennonite Church USA’s websites and other social networking tools. We reserve the right to remove any comment that violates this policy.

  • The purpose of comments is to engage in constructive dialogue.
  • Please provide your own full name.
  • Be respectful. If you’re offering criticism, focus on others’ ideas — not their motives, person, character or faith. Consider the log in your own eye before pressing ‘Enter.’

Comments are moderated. Comments with any content that is deemed obscene, libelous, defamatory or hateful toward an individual or group will not be approved. Comments will remain open for 10 days.


One thought on “Instaurar líderes que reflejen la membresía menonita

  1. Wish my father had lived to see this one ~ M. Morrow-Farrell, Philadelphia, PA.

Comments are closed.